RUTA POR LOS CASTILLOS MÁS BONITOS DE TOLEDO

Comparte este post

La ciudad de Toledo cuenta con numerosos castillos a nivel provincial, la mayoría dispersos por los diferentes pueblos de la provincia. Tan solo uno de ellos se encuentra en la ciudad de Toledo, el Castillo de San Servando. Desde él comenzaremos esta ‘’Ruta por los Castillos más Bonitos de Toledo’’.

  • Castillo de San Servando: actualmente es un Albergue ubicado en un castillo medieval, situado a cinco minutos de las estaciones de autobuses y del tren y a diez del centro de la ciudad. Se inició su construcción como monasterio en 1024, en tiempos de Alfonso VI. En 1088 se convirtió en alcázar debido a la amenaza del reino cristiano y a las posibles entradas de los musulmanes por el puente de Alcántara. Con la total expulsión de los musulmanes de la península ibérica, la fortaleza fue perdiendo paulatinamente su función de defensa quedando relegada al olvido. En 1874 fue declarado «Monumento artístico nacional» y desde él se puede divisar una vista panorámica de la ciudad de Toledo y del Tajo, el río que la bordea, en lo que era la ciudadela medieval.

    Castillo de San Servando

  • Castillo de Guadamur: se ubica en el municipio toledano de Guadamur. Esta fortaleza es un magnífico ejemplo, bien conservado, de los castillos residenciales del siglo XV propios de la provincia de Toledo. Habitado en la actualidad, podemos recorrer su exterior, apreciando el estético resultado de las influencias del arte italiano en su arquitectura. Su constructor fue Don Pedro López de Ayala, conde de Fuensalida, que lo erigió sobre una fortaleza musulmana. Fue usado por las tropas francesas durante la Guerra de la Independencia, e incendiado. Rehabilitado, fue vuelto a incendiar durante las guerras carlistas.

    Castillo de Guadamur

  • Castillo de Polán: el castillo se ubica en la localidad toledana de Polán. Se encuentra en el norte del casco urbano y su estado es ruinoso. La parte mejor conservada sería una fachada rota en su centro, que deja a ambos lados dos fuertes torres, cuyo muro de unión desapareció. Fue un enorme castillo, a juzgar por sus restos, y por la perfectamente conservada puerta, que da acceso a la plaza del pueblo, alejada de la fortaleza propiamente dicha. Su historia es todo un misterio pero llegan noticias desde el año 1116, durante una batalla entre los cristianos de Toledo y los musulmanes de Oreja.

    Castillo de Polán.

  • Castillo de Oropesa: es un castillo ubicado en la localidad española de Oropesa, en la provincia de Toledo. Este castillo en realidad está formado por dos: el castillo viejo, fortaleza árabe parcialmente conservada, y el Palacio de los Álvarez de Toledo, condes de Oropesa, del siglo XV, convertido en Parador Nacional. Su escalinata de piedra es única en España. El castillo viejo fue erigido por los árabes entre los siglos XII y XIII, sobre una fortaleza romana. De planta rectangular y con cuatro torres circulares en las esquinas, sólo conserva dos de ellas. El castillo nuevo fue erigido en el siglo XV, y en su interior hay una gran plaza, antiguo patio de armas, y escenario de actividades culturales.

    Castillo de Oropesa

  • Castillo de Muela: es un castillocastillo situado en el municipio de Consuegra y es uno de los mejor conservados de toda Castilla-La Mancha. Este castillo puede verse por dentro y por fuera tal y como fue en origen. Perfectamente restaurado, permite recorrer sus murallas y  el patio de armas así como acceder a su interior, con mobiliario y armas, en el que se recrea el ambiente de la época. Debió ser una torre de vigilancia en origen, erigida durante el Califato de Córdoba. Alfonso VIII lo conquistaría en el siglo XII, cediéndolo a la Orden Militar de Jerusalén, quien le daría su forma actual. En el s. XIX fue ocupado por las tropas napoleónicas, que destruyeron los archivos de la orden. Posteriormente, cayó en estado de ruina progresiva hasta que en la década de 1960 comenzó su restauración la escuela-taller de Consuegra, que sigue realizando trabajos en el mismo.

    Castillo de Muela

 

  • Castillo de Puñoenrostro: es una fortificación del municipio español de Seseña. Está muy bien conservado, y es de propiedad privada. Un castillo típico de la baja edad media, construido en el siglo XIV, que aún permite apreciar elementos tan típicos como el puente levadizo, o un amplio foso a su alrededor. El castillo fue defensor del caserío de Puñoenrostro, despoblado desde fecha remota. Está fechado en el siglo XIV y fue cedido por Enrique IV a Diego Arias de Ávila, su contador y secretario. Nombrados condes de Puñoenrostro sus sucesores bajo Carlos I, lo vendieron con su dehesa en 1862.

    Castillo de Puño en Puñoenrostro.

Además de estos castillos debemos mencionar las fortalezas y recintos amurallados que tenemos en la ciudad de Toledo y en Talavera de la Reina, con sus puertas de origen musulmán y mudéjar. También es considerado como castillo el Alcázar de Toledo, aunque fue en sus orígenes un palacio romano del siglo III.

Más noticias

arte

Exposición “El Prado en Toledo”

[vc_row][vc_column][vc_column_text]El Prado en las Calles es una exposición itinerante del Museo del Prado, que desde hace 5 años recorre las calles de las principales ciudades

arte

Lo que vale un Greco

Una puntual crónica del corresponsal de ABC en Londres, Valentín Puig, informó (30/05/92) de que “El Expolio de Cristo” pintado por El Greco entre 1577

¿Buscas una ruta personalizada?

Contáctanos para ampliar información

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
0