Dulces típicos de Toledo

Seas muy goloso o no, si vienes a Toledo no debes irte sin probar alguno de nuestros dulces. Aunque tenemos bastantes, no nos engañemos, el dulce más tradicional, típico y representativo de la ciudad de Toledo es el Mazapán.  Puedes encontrar este manjar en cualquier esquina del Casco Histórico, ya sea en pequeñas tiendas y panaderías, en pastelerías, obradores o en los conventos toledanos, realizado por las monjas. Pero da igual de donde lo adquieras, LO TIENES QUE PROBAR. Y si no, es como si no hubieras visitado Toledo. Sería como ir Japón y no comer sushi, o ira Italia y no comer Pizza. Así qué: Toledo=Comer Mazapán

Ya hemos acordado que es obligatorio probarlo, pero seguramente te preguntes qué es exactamente el mazapán y cómo se hace. Pues bien, es una pasta que se obtiene mezclando almendras y azúcar que posteriormente se moldea y hornea. Se puede comer así o mezclándolo con otros productos.

A continuación, te presentamos algunos de los dulces toledanos más típicos, con y sin mazapán.

Anguila de Mazapán. Como su nombre indica es un dulce en forma de anguila hecho de mazapán. Pero también se rellena de yema confitada y cabello de ángel y se suele decorar con clara de huevo montada y fruta confitada. Por su tamaño y forma, se hace manualmente por maestros artesanos, por lo que no hay dos anguilas iguales.

El origen del dulce está relacionado con el agua que se bebía en Toledo. En el Casco se conservaba el agua en aljibes (depósitos), en los que se echaban anguilas para remover el agua, producir burbujas de aire y así, mantener el agua fresca y potable. Por eso los reposteros toledanos homenajearon a la anguila con un dulce. (Puedes descubrir esa y otras curiosidades en nuestra ruta guiada pinchando aquí. 😊 Vale, vale, me habéis pillado, he metido un poco de publicidad en el artículo).


Marquesas. Este nombre aristocrático se le da a un manjar hecho con base de mazapán batido con huevo y harinas. Se hornea en cajitas de papel y se espolvorea con azúcar glas. Imposible no relamerse después de probarlas.

Sopa de Almendras. Se trata de un plato típico de la Navidad. Los toledanos saben que la Navidad huele a Sopa de Almendras y la Sopa de Almendras huele a Navidad (Aunque también huele a almendras). Se elabora disolviendo una barra de pasta de mazapán en leche.

Delicias. Con un nombre así por fuerza se tiene que tratar de algo delicioso. Se trata de un dulce hecho con mazapán (¡Qué sorpresa!) en forma de empanadilla rellena de yema confitada y recubierta de pasta de delicias (Una mezcla de mazapán con huevo), que se hornean y obtienen un característico color dorado.

Las toledanas. Son unas empandillas dulces (SIN MAZAPÁN), que se rellenan de cabello de ángel y se recubren de almendra picada y azúcar. Son ideales para comer cuando se pasea por las calles de Toledo.

Otros dulces típicos de Toledo con mazapán son los pasteles de yema, un dulce de yema de huevo confitada envuelta en una capa de mazapán. Las empiñonadas, mazapán mezclado con huevo y recubierto de piñones. O los pasteles gloria, dulces de batata confitada recubierta de mazapán.

Mazapán

Y, para terminar, una curiosidad. ¿Sabias que se conservan referencias escritas sobre el mazapán del año 1512? Aunque se cree que ya se consumía algunos siglos antes. Así que espero de haberte animado a probar el mazapán en alguna de sus variedades o “Las Toledanas”, y decirte: que aproveche.